La bruja de Bell

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Quizá muchos conocen la famosa película “Blair Witch Project”, al español se tradujo como el proyecto de la bruja de Blair. La película relata la historia de tres jóvenes cineastas  (Heather Donahue, Joshua Leonard, y Michael C. Williams) quienes desaparecieron mientras caminaban en las Colinas Negras cerca a Burkittsville, Maryland en 1994 para filmar un documental sobre una leyenda local conocida como «La bruja de Blair». Bueno pues en la película se afirma que los tres jóvenes no fueron vistos nunca más, y años más tarde todo su equipo fue descubierto. Este «metraje recuperado» fue presentado como la película que los espectadores están viendo.

Pero detrás de esta película también como en muchas otras, se esconde una historia real y escalofriante, mucho más aterradora a mi parecer que la película.

Sucedió por los años de 1917 y 1921 en Red River, Tennessee, Estados Unidos donde se ubica un citio muy especial y de algún modo aterrador, la granja Bell. Se dice que esta casa es conocida por ser el único caso documentado donde un fantasma logró matar a una persona.

   
Esta casa fue habitada por los Bell a comienzos de siglo XlX, cuando la familia Bell decidió abandonar Carolina del Norte, EUA, para mudarse al condado de Robertson, en Tennessee. Se dice que en 1817 ocurrió el primer hecho extraño, fue el hallazgo en los maizales de un animal con cuerpo de perro y cabeza de conejo que huyó velozmente cuando Bell le disparó. ¿pueden creerlo? Pero que era eso acaso ¿un dominio?, ¿un fantasma?, ¿un espíritu?, ¿una bruja? La realidad es  que la leyenda es lo único en lo que se pueden basar las hipótesis. También se dice que esa misma noche, en la cena la familia escucho ruidos, como si alguien golpeara los muros exteriores, y eso podría explicarse de algún modo; primero porque durante el día existen muchos ruidos que absorben nuestra atención, y segundo, porque cuando estamos desvelados durante la oscuridad de noche, nuestro oído es más sutil que de día, pero estos ruidos continuaron con mayor intensidad y frecuencia durante noches posteriores.

Los niños de la familia Bell se despertaban por las noches, asegurando que las ratas razcaban las patas de sus camas y que una extraña precisa invisible les jalaba las cobijas.

Después empezaron a escucharse los susurros de una mujer que cantaba himnos religiosos. Betsy, que era la hija menor, presentó huellas de violencia física provocadas por una entidad invisible (a la que se llamó la Bruja Bell) que la atacaba por las noches. Los Bell le contaron lo ocurrido a su vecino y amigo James Johnston, quien también empezó a experimentar aquellos fenómenos. La voz de la mujer se hizo más potente, pronunciando pasajes de la Biblia.

La granja se fue haciendo más famoso, los vecinos ya no querían visitar a lo Bell por el temor de que algo les pasara, hasta que un día enterado de la situación el general Andrew Jackson (futuro presidente de Estados Unidos), decidió visitar la granja, la cual ya se había vuelto famosa en la región, cuentan que al acercarse a la granja su carreta donde viajaba se detuvo por razones inexplibles, el inmediatamente supo que se trataba de una bruja y la quizá amenazar con un domador de brujas, pero el domador comenzó  a sufrir extrañas convulsiones, parecía estar  poseído,fue por eso que Jackson decidió retirarse del lugar.

La familia Bell tuvo que vivir con eso por 4 años más, hasta que la hija menor decidió casarse la presencia se hizo más fuerte en la casa empezaban a caerse los  objetos,y los animales de la granja  vomitaban, o algunos aparecían muesrtos de una manera sangrienta, la hija decidió romper su compromiso.

En 1820 falleció el padre, y la bruja se manifestó en el funeral. Aunque después desapareció, sólo regresó en 1821. 

3 comentarios de “La bruja de Bell”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.